Lunes a primera hora de la mañana: empieza a caer una llovizna imperceptible, llegas al trabajo y ves todo lo que tienes por delante… Sin embargo, los que jugamos en la Liga de Fútbol Profesional de Monterols (lfpM) afrontamos la semana de manera distinta ¿que por qué? Porque sabemos que el viernes de esa semana hay fútbol por la tarde. Ya está: todo cambia. Partidos donde juegas con tus amigos, te ríes, lloras… La semana cambia, y mucho.

Y es que no es para menos: 12 equipos de fútbol sala, 3 campos de césped en perfecto estado, partidos que empiezan o a las siete o a las ocho de la tarde, clasificación, equipaciones… Y lo mejor: la gente. Siempre está “el cojo que va de bueno” o el “gordito que se motiva y nunca baja” o la mítica pregunta: “¿y ese? ¿juega en el valldo o qué?”
Los viernes por la tarde hay liga, hay magia, hay… Liga de Fútbol Profesional de Monterols.